Archivo de la etiqueta: sefardies

Se aprobó la ley (y algunos detalles que se van esclareciendo)

Estimados amigos: comparto con todos esta entrevista que le hizo Radio Sefarad, al consul de España en Israel, una de las personas que más sabe de la ley de concesión de la nacionalidad española, el sr consul Manuel González Garagorri (podéis escuchar  la entrevista en radiosefarad.com (22 min.))

Aquí va un pequeño resumen de la entrevista:

Se terminó el trámite de enmiendas a la ley, y el siguiente paso será en el Senado, donde se acabará de tramitar. Como dice el cónsul, ya “parece que es viable”, “todo apunta a que habrá ley”. Eso solventa una de las grandes dudas: se aprobará la ley. No hay grandes impedimentos, y es posible que la ley esté antes del verano (pero no será aplicable  antes de final de este año, es decir, no se podrá enviar solicitudes hasta ese momento).

La ley trata de establecer el reconocimiento de un hecho histórico fundamental: la expulsión de los judíos de España. Judíos que han mantenido la cultura, la lengua y la nostalgia y recuerdo de Sefarad. La ley reconoce este rasgo histórico único. Por lo tanto, el requisito para los solicitantes es poder acreditar estos rasgos. Así,  se hará necesaria acumular de indicios, ya que nadie va a poder trazar un arbol genealógico directo. Por ejemplo, la lengua ladina-haketía, certificados de las comunidades y/o rabinos de los distintos países.

Las personas que estén interesadas en solicitarla, se aconseja que empiecen a hacer acopio de documentación, incluidos certificados de matrimonio, de nacimiento, etc. Los apellidos pueden ser un indicio, pero está lejos de ser algo decisivo.

Especial relación con España. Prueba de idioma español, que gestionará el instituto Cervantes. Otro, de conocimiento de la cultura española. Este último examen, empezará a demandarse para otras vías de acceder a la nacionalidad española. La novedad es que, gran parte del trámite se podrá hacer online, es decir, sin necesidad de que el solicitante tenga que desplazarse desde su país de origen. Tendrá que mandar escaneados, eso sí, los documentos. Por lo que la primera revisión de los documentos, no requerirá a nadie moverse de su casa.

Más adelante, un notario -esta vez sí en España- quien tras revisar que todo está bien, llamará al solicitante para ir a España. Al parecer -y esto no lo dijo en la entrevista- los 75 euros que iban a cobrar por solicitud no van a ser necesarios.

Ver la noticia en el País.

En el periódico digital España Exterior

¡¡Enhorabuena a todos los sefardís del mundo!!…Felices Pascuas!!

Anuncios

Entrevista a Genie Milgrom

En esta entrevista Genie Milgrom nos cuenta cómo consiguió documentar sus raíces familiares sefarditas (es muy interesante…, ¡cuando ella no sabía nada de eso y tuvo sospechas a partir de objetos hallados entre los de su abuela!). Además de la historia, que es preciosa, comparte y nos da un testimonio de primera mano de cómo encontrar documentos sobre nuestros apellidos y raíces familiares. Es un claro ejemplo a seguir, y por eso presentamos este video en el blog, que estamos convencidos que será esclarecedor para muchos! (agradecemos a Fredy Cauiche Valerio, y a Mireille Valero).

Vídeo

¿Se puede acreditar el origen sefardí de alguien para pedir la nacionalidad española?

El rabino Palti de la Comunidad Sefardí de México explica en Enlace judío cómo acreditar el hecho de ser sefardí.

El reino de Khuzar

El origen de los kázaros es aún hoy objeto de debate. Para unos se trata Reino de Khazariade una tribu ugro-finesa, emparentada con los búlgaros, los ávaros y los magiares; para otros, de un pueblo turco. Tras la ruina del imperio de los hunos, se establecieron en los confines entre Asia y Europa, en las riberas del Volga y el Mar Caspio. Los persas intentaron protegerse de ellos cerrando los pasos del Cáucaso. Pero al hundirse el imperio persa, los kázaros los atravasaron, devastaron Armenia y conquistaron la península de Crimea, conocida después durante largo tiempo por Kazaria. Los bizantinos los temían tanto que, para mantenerlos lejos de Costantinopla, les pagaban tributo. También los príncipes de Kiev. Estaban en permanente estado de guerra con los pueblos árabes de aquella zona.

La orden dada en el año 723 por el emperador bizantino Leon III Isaurio de que todos los judíos se convirtieran al cristianismo impulsó a muchos a buscar refugio en el reino de los kázaros. Entre los que así lo hicieron, predominaban los médicos, los comerciantes y los arrtesanos. Otra gran oleada migratoria se produjo en la segunda mitad del siglo IX, a consecuencia de las crueles persecuciones que desencadenó Basilio I el Macedonio al grito de “¡Bautismo o muerte!”. Los fuguitivos de este período hallaron ya constituidas en el reino de los kázaros numerosas colonias hebreas, sobre todo en Tiflis, en Kertch y en la comarca del actual Sebastopol. En el extenso territorio dominado a la sazon por reyes Kázaros-desde el mar Caspio hasta el Dnieper-, convivían pacíficamente cristianos, musulmanes y judíos.El Kuzari 1

A mediados del s. XIII, el rey-el sah-kan Bulán- y la capa superior de los kázaros abrazaron la religión judaica. No poseemos datos precisos al respecto, pero el historiador árabe Massudi escribe que la nación Kázar se dddhirió al judaísmo en tiempo del califa Harun-al-Rashid.

El Kuzari 3

El Kuzari del Rabino Yehuda Halevi ha sido un libro muy leído y continua reeditándose

Anteriormente, el califa de Bagdad y el emperador de Bizancio habían intentado convertir a los kázaros a sus respectivas religiones. Entre los kázaros existió la tradición de que Bulán, tras informarse sobre el islamismo, el cristianismo y el judaísmo, se había decidido por esta última al advertir que era la raíz de las otras dos. Sigue leyendo

¿Por qué promovieron los conversos el descubrimiento de América?

La necesidad psicológica de encontrar un lugar donde el pueblo judío fuese dueño y no únicamente súbdito fue el que finalmente llevó al Colón abrió una puerta de esperanza para los perseguidos por la Inquisicióndescubrimiento. Los documentos muestran que, de no ser por el empeño que ilustres judíos mostraron, la empresa de Cristobal Colón no se hubiese materializado. Los Reyes Católicos siempre tenían una excusa para no cumplir su compromiso. Antes de finalizar la Reconquista porque se debía terminar la guerra. Cuando capituló Granada, porque las arcas de la Corona estaban vacías.

Finalmente, el dinero para la empresa lo entregaron cuatro hombres de origen hebraico: Juan Cabrero, Luis de Santangel, Gabriel Sanchez y Alfonso de la Caballería. En pleno terror inquisitorial, cuando en las plazas de las ciudades españolas el fuego no cesaba de consumir vidas, sorprende que a personas de origen hebraico les quedara ánimo para pensar en planear viajes de descubrimiento. ¿Por qué justamente judíos y descendientes de judíos, fríos calculadores según es fama, respaldaron a un hombre “calabaceado” por el consejo científico de los reyes?

Se barajan muchas razones, pero quizás la más convincente parece ser el interés vital de los conversos en los fines de la empresa. De ascendencia hebraica, los conversos se sentían tan amenazados como los propios judíos.

Luis_de_Santangel

Luis de Santangel, funcionario de la corte y protector de Cristobal Colón

Pensemos en lo precario de su existencia. Ningún judío, marrano o converso, por muy importante e indispensable que fuera, podía estar seguro de conservar eternamente el favor de los reyes.

Si uno se pone en el lugar de aquellos seres perseguidos o que temían por su futuro y el de sus descendientes, comprende en el acto por qué creyeron con tanta facilidad en las palabras de un hombre que, más que datos científicos, aducía pasajes de la Biblia y otras escrituras hebraicas. La voluntad de un hombre genial decidido a realizar el sueño de generaciones y generaciones de hebreos les impelía a ayudarle con todas sus fuerzas sin reparar en riesgos.

¿Por qué enroló Colón a Luis de Torres, un judío bautizado, como traductor?

La única respuesta a la pregunta es que, como sus patrocinadores, Colón confiaba en llegar a países habitados y gobernados por hebreos. Según el diario del primer viaje de descubrimiento, el intérprete que llevó consigo el descubiertos conocía el caldeo, “y aún algo de arábigo”. Sabemos también que Torres no se hizo bautizar sino poco antes del inicio de la expedición, a buen seguro para poder participar de la misma. LEER MÁS  SOBRE LUIS DE TORRES

Llevar un intérprete de hebreo fue para Colón la cosa más natural del mundo, como lo sería pocos años más tarde, en 1497 para Vasco de Gama, al realizar el viaje hcia las Indias doblando el cabo de Buena Esperanza. Notemos que esa empresa coincidió, a su vez, con la expulsión de los judíos de Portugal. Vasco de Gama tomó com intérprete al judío Joao Nunez, quien, al igual que Luis de Torres, se hizo bautizar poco antes de la partida. Fue el primero en desembarcaren Calicut, puerto de la costa de Malabar, el 21 de Mayode 1498. También él, como cinco años atrás Luis de Torres, habló a los nativos en hebreo.

La presencia de hebreos en la costa del Malabar (actual estado de Kerala, en la India) ya había sido señalada por Marco Polo. Ese es el motivo por el que tanto en la empresa portuguesa como en la española figuró un intérprete de hebreo (continuará)Bibliografía: Wiesenthal, Simon Operación Nuevo Mundo, La misión secreta de Cristobal Colón, ed. Orbis 1983 (1ªed. alemana 1973) trad. de Jaume Costas)Sobre Luis de Torres ver también http://www.marie-claire-palabras.com/2012/10/cristobal-colon-yosef-ben-ha-levy.htmlLista de los tripulantes de Colón, de Alice B. Gould 1984

Documental: el último sefardí

Este es un documental muy bien hecho que nos habla del presente del pueblo sefardí.  Vedla, vale la pena:

¿Existen indicios que prueben el origen judío de Colón?

No tenemCristobal Colonos retratos absolutamente fiables de Cristobal Colon. Es verdad que hay un gran número de ellos, pero fueron pintados décadas después de su muerte. Sólo de uno, el más antiguo, cabe pensar que su autor conociera personalmente a Colón (se halla en la Galería de los Oficios de Florencia).
Análogo misterio rodea su nacimiento. La historia de los orígenes de Colón se caracteriza por las contradicciones, debidas sobre todo a él mismo y a su familia.
La fecha en que murió Colón está bien determinada: 20 de mayo de 1506, en Valladolid.
Del periodo entre su nacimiento y su muerte, sabemos con certeza que apareció en Lisboa cuando contaba alrededor de veinticinco años. Lo que no sabemos es cómo llegó a la ciudad.
El hijo ilegítimo de Cristobal Colón, Hernando, escribió su historia. Para explicar dónde su padre adquirió sus conocimientos en latín, aritmética, geometría y astronomía afirma que su padre estudió en la Universidad de Pavia. No deja de ser extraño, pues de tener estudios universitarios Colón no hubiese dejado de mencionarlos para calificarse ante los científicos de Portugal y Castilla que examinaron sus planes.
En las notas marginales de los libros que poseyó, Colon demuestra conocer el patrimonio cultural del Judaismo. Es manifiesto que conocía la cronología hebraica.  Tras referirse al año 1481, aquel en que estaba escribiendo el comentario, consigna en seguida el correspondiente del cómputo hebraico, 5241, y de ahí pasa a observar que Adan murió a los 130 años, y que la destrucción del segundo templo-al que llama “segunda Casa”, denominación típicamente hebrea, nunca usada por los no judíos-había ocurrido 1413 atrás.
En la Historia de las Indias, el padre Las Casas refiere que Colón y su hermano Bartolomé hubieron de afrontar en América repetidos actos de indisciplina de los expedicionarios españoles, y lo atribuye a que éstos los miraban con malos ojos por ser extranjeros.
Numerosos contemporáneos de Colón lo tienen por genovés. En el encabezamiento de una carta dirigida a él, el magistrado de San Giorgio, de Génova, le llama clarissime amantissime-que concivis(o sea conciudadano).
Viene aquí al caso hablar de cierto signo que llamó la atención, en los años treinta, a un estudioso hebreo de los Estados Unidos, Maurice David. Lo interpretó como una abreviatura de la bendición hebrea “Baruj Hashem” (Bendito sea Dios) mediante las iniciales Bet Hei.
Maurice David halló ese signo buena imagen de la bendición de Colon a su hijoen una carta de Colón a su hijo Diego, de fecha 29 de diciembre de 1504. Se ha encontrado también en otras doce cartas.
Confunde a los estudiosos el hecho de que también aparece una cruz en cada carta, pero la cruz aparece en toda la correspondencia de la época, y el español que no la ponía en sus cartas se hacía automáticamente sospechoso. Tengamos en cuenta la actitud de los judíos forzados a convertirse al cristianismo: mostrarse en público doscientos por cien cristianos y a la vez, dar testimonio de su apego a la antigua religión en el seno de reducidos círculos familiares. Acostumbraban a casarse entre si para conservar el judaísmo. Nunca dejaban de ir a misa los domingos, pero dentro de la familia observaban escrupulosamente todas las leyes judías.
Por eso, si se trata de una Bet Hey, se trata de un testimonio a su hijo Diego: “…no olvides de dónde vienes: la cruz es un tributo a la religión oficial, pero en el seno de la familia, debemos perseverar en las creencias de nuestros mayores”.
El Bet Hay debía ser irreconocible para un extraño; de ahí que aparezca a primera vista como un simple garabato.
El historiador del Descubrimiento Pietro de la Angliera, que tuvo acceso a las cartas de Colón, refiere que en 1499, Francisco de Bobadilla, el sucesor de Cristobal Colón en el gobierno de las Indias Occidentales entrego cartas del navegante dirigidas a su hermano Bartolomé escritas en una escritura extraña. De ser cierta la información de Pietro de Angliera –conocido también por Pietro Martire-podríamos, como Salvador de Madariaga (Kolumbus, Berna/Munich/Viena 1966), pensar que Colon dominaba el alfabeto hebreo y que tales cartas estaban redactadas en castellano, pero con caracteres hebreos. Por desgracia no se conservan, y siendo así que Bobadilla fue un enemigo de Colón, poco debemos fiarnos de su testimonio, el único con el que contamos al respecto.
Para finalizar, acerca del origen de Colón aún queda mucho por investigar, y quizás la verdad nunca llegue a poder demostrarse.
Artículo basado en: Wiesenthal, Simon Operación Nuevo Mundo, la misión secreta de Cristobal Colón, (trad. Jaume Costas), 1986 ed. Orbis.

Cuándo llegaron los judios a la Península Ibérica

Extracto del libro de Paloma Mas-Diaz, Los sefardies historia, lengua y cultura, ed. Riopiedras

Desde tiempos muy remotos ya tenemos pruebas de la presencia semítica en la península ibérica. Hay leyendas que sitúan esto en la época de Nabucodonosor (s. VI a. C), pero otras tradiciones remontan la llegada de los primeros judíos a la época de Salomón (s. X a. C).
Pero esto son sólo hipótesis, porque los testimonios más antiguos son de época romana avanzada: una lápida funeraria encontrada en Adra y hoy perdida, que se dató en el siglo III y procedía del enterramiento de una niña llamada Salomónula; una inscripción de Elche y otra de Tortosa, del siglo IV; y la importante lápida trilingüe de Tarragona (que actualmente se expone en el Museo Sefardí de Toledo), cuya datación aún no está aceptada.
De lo que estamos convencidos es que la población judía de la península era muy importante, y que se relacionaba intensamente con la cristiana, cuando en el siglo IV se celebra el Concilio de Elvira. En él se prohíben los matrimonios mixtos, que judíos y cristianos participasen juntos en banquetes y que los judíos bendijesen campos y cosechas de los cristianos.

LA EXPULSIÓN
Después de la guerra civil que llevó a Isabel al trono de Castilla, ella y su esposo Fernando siguieron la misma línea que sus antecesores, considerando a los judíos como “propiedad real”, es decir, protegiéndolos como un bien. El porqué años más tarde los mismos reyes decretaran su expulsión no es cosa fácil de entender: el edicto de expulsión lo justifica alegando que la presencia judía conllevaba el peligro de que judaizasen los conversos, por lo cual la Inquisición había instado a los reyes a tomar esa medida; algunos historiadores lo explican por un afán de expoliar los bienes de los desterrados para enriquecer las endeudadas arcas del Tesoro; otros lo interpretan como una concesión real a las presiones populares; y no faltan quienes lo achacan a un irracional fanatismo religioso. Quizás pesasen varios de estos motivos. Lo cierto es que el 31 de marzo de 1492 los reyes firmaron el decreto por el cual los judíos tenían un plazo de cuatro meses para abandonar la península.

Fuente: www.abc.es
Fuente: http://www.abc.es/sociedad/20121122/abci-sefardies-nacionalidad-gobierno-201211221220.html

No se sabe el número exacto de los que abandonaron el país, ni tampoco el de los que se convirtieron para no renunciar a vivir en lo que consideraban su tierra. Los cálculos más modernos estiman el número de desterrados en unos cien mil, que se distribuyeron por todos los países que les eran accesibles: Portugal (de donde serían también expulsados pocos años después), Italia, los Paises Bajos, el sur de Francia, el norte de Africa, y, sobre todo, el Oriente mediterráneo, donde el entonces poderoso imperio turco los acogió con los brazos abiertos.
Los desterrados se llamaban a sí mismos sefardíes, es decir, oriundos de Sefarad, nombre hebreo de su España natal.

El Nuevo Proyecto de ley: los requisitos para conceder la nacionalidad española

Fuente: http://www.huffingtonpost.es/2014/06/06/sefardi-nacionalidad-_n_5459621.html

El Gobierno ha aprobado este viernes el proyecto de ley que modifica el Código Civil para conceder la nacionalidad española a todos los foto gallardonsefardíes que lo pidan y acrediten tal condición al tiempo que podrán mantener la nacionalidad de su país de origen.

Clica aquí para descargar el proyecto de ley (pdf).
La reforma que permite esta doble nacionalidad ha sido acometida mediante la modificación de los artículos 21 y 23 del Código Civil después de que el Consejo de Ministros tramitara el pasado 7 de febrero el correspondiente anteproyecto.
Hasta ahora, los descendientes de los judíos expulsados en 1492 podían lograr la nacionalidad española sólo superados unos enrevesadísimos trámites. Necesitaban residir durante dos años en España o conseguir una ‘carta de naturaleza’, un documento que sólo otorga el Consejo de Ministros de forma discrecional. En ambos casos, debían además renunciar a otros pasaportes.
SEFARDÍES: NUNCA DEJAMOS DE SENTIRNOS ESPAÑOLES
El proyecto de ley modifica el Código Civil y agiliza todos esos trámites. Los sefardíes podrán adquirir la nacionalidad española demostrando su condición de sefardíes y una “especial vinculación con España”. Además, y lo que para ellos es más importante, ya no tendrán que renunciar a sus otros pasaportes.
pasaporte español¿CÓMO DEMOSTRAR LA CONDICIÓN DE SEFARDÍ?
El proyecto establece que será un notario quien levante acta de notoriedad de la condición de sefardí y la especial vinculación con España, y “su conclusión será remitida a la Dirección General de los Registros y del Notariado, que será quien decida de forma motivada si se concede o deniega la nacionalidad solicitada”.
En caso afirmativo, la nacionalidad será inscrita en el Registro Civil competente por razón de domicilio (el consulado correspondiente, si se reside fuera de España), una vez realizado el requisito de jura o promesa de fidelidad al rey y obediencia a la Constitución y a las leyes.
1-. Entre los medios para acreditar la condición de sefardí ante el notario figura la posibilidad de presentar un certificado de la Federación de Comunidades Judías de España, del presidente de la comunidad judía donde resida o de la autoridad rabínica correspondiente.
2-. También se podrá verificar por el idioma familiar, la partida de nacimiento o el certificado matrimonial según las tradiciones de Castilla.
3-. Otro medio de prueba es la inclusión del peticionario o su ascendencia en las listas de familias sefardíes protegidas por España a que hace referencia el decreto-ley de 29 de diciembre de 1948 y el real decreto de 20 de diciembre de 1924, o por consanguinidad del solicitante con una persona incluida en esas listas.
4-. Se acreditará también como motivo la realización de estudios de historia y cultura españolas, así como actividades benéficas a favor de personas o instituciones españolas.
5-. La especial vinculación con España exigirá la superación de una prueba de evaluación de la lengua y cultura española del Instituto Cervantes, según Justicia.
¿CÓMO PRESENTAR LA SOLICITUD?
La solicitud se presentará en castellano en la plataforma electrónica que se habilitará para ello y a través de la que el interesado deberá abonar la tasa que ha sido fijada por Justicia después de estudiar los costes que supone el procedimiento de adquisición de la nacionalidad española.
La cuantía, que es de 75 euros, es sustancialmente más reducida que la de países de nuestro entorno como Reino Unido, Alemania o Países Bajos, según ha asegurado el Ministerio que dirige Alberto Ruiz-Gallardón.